Uncategorized

Actor Alejandro Montenegro Banco Activo Sigala//
Mediación en los pupitres | por Óscar Misle, en Resonancias

Alejandro Montenegro Banco Activo Venezuela
Mediación en los pupitres | por Óscar Misle, en Resonancias

“Si te dan un golpe en la escuela, lo devuelves. Si no te lo doy yo cuando llegues a la casa” La construcción de una cultura donde la violencia no sea la alternativa para abordar los conflictos comienza en casa. Cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de que ante las amenazas o agresiones se busquen soluciones eficaces, educativas y que no generen más rabia y violencia. El país que tenemos hoy, la violencia imperante y la institucionalidad existente son un reflejo de la violencia y arbitrariedad imperante. La construcción de nuevos ambientes nos impone buscar otras vías, con más trabajo, esfuerzo, tiempo; pero hemos aprendido la lección de a dónde nos llevan los atajos. La mediación escolar es un proceso de cooperación y participación para  la resolución de conflictos en la que un tercero, imparcial, es solicitado por los estudiantes para lograr un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Es una actividad práctica, didáctica, destinada a facilitar el diálogo con el fin de resolver las disputas, partiendo de los intereses en juego. Posibilita  a los protagonistas del conflicto la toma de decisiones. Rol del Mediador: Crea un  clima de colaboración para reducir la hostilidad, la lucha de poder y darle contenido práctico a valores  como respeto, solidaridad, tolerancia, honestidad… Promueve que se reconcilien  los intereses de la partes. La meta del mediador es animar  a los estudiantes a negociar, exponiendo sus puntos de vista, expresando sus argumentos y que sean  utilizados de forma efectiva en la toma de decisiones. El mediador no es quien decide. Estimula  a las partes para  que asuman la responsabilidad ante la situación. Deben ser los estudiantes quienes  acuerden las salidas. Se sienten más comprometidos cuando son ellos los generadores  de propuestas y búsqueda de alternativas. Alienta a evaluar las propuestas para  que sean factibles. Los anima a revisar si las propuestas o acuerdos  son operativos y si hay probabilidades de ser aceptables, no solo  para quienes están en la mediación, sino para todos aquellos que resulten afectados, directa o indirectamente, por el acuerdo. Aplica técnicas de comunicación para crear un clima de participación. La escucha, observación,  empatía, respeto a las opiniones de los demás son claves. El mediador debe registrar toda la información posible acerca del conflicto e identificar las percepciones de las partes. Formula preguntas que  puedan generar el intercambio como por ejemplo ¿Cuáles son los problemas o cuestiones que lo inquietan? ¿Qué clase de decisión corresponde adoptar? ¿Quiénes son las personas o grupos comprometidos en la situación? ¿Qué piensan del problema? ¿Qué intereses o inquietudes tienen en común las personas que se encuentran en esta situación? Es importante observar que la mayoría de estas preguntas comienzan con las palabras qué y cuál más que por qué. La respuesta a un por qué incluye la justificación de una creencia y puede llevar a adoptar una actividad defensiva El mediador  debe proponer la escucha activa. Una técnica de comunicación en la cual un oyente descifra un mensaje verbal, identifica la emoción exacta expresada y después formulada, dirigiéndose a la persona que habló, el contenido emocional del mensaje, utilizando las mismas palabras o palabras análogas a las que usó el participante. No en todos los  conflictos se pueden utilizar técnicas de mediación. Por ejemplo cuando hay situaciones en las  que hay agresiones físicas o psicológicas y  existe asimetría de poder como por ejemplo en el bullying o acoso escolar. La víctima  se encuentra en desventaja y por su condición de vulnerabilidad no puede llegar a acuerdos o pactos con el victimario. Tampoco se puede mediar ni conciliar delitos como el abuso sexual, entre otros. Formar  para la convivencia implica el ejercicio de la ciudadanía. Un centro educativo es una comunidad en la que participan personas diversas, con intereses y expectativas diferentes, con roles que implican el uso del poder y la jerarquía. Por esta razón los conflictos se hacen presentes. En la medida  que se complejizan, los involucrados tienen derechos que defender, deberes y responsabilidades que cumplir para que la democracia se viva en el ámbito escolar. Crear oportunidades y posibilidades para opinar, escuchar y ser escuchado, reunirse, participar en la toma de decisiones,  los forma en el ejercicio de su ciudadanía. Tarea que debe iniciarse desde el preescolar. ¡Hasta la próxima resonancia! The post Mediación en los pupitres | por Óscar Misle, en Resonancias appeared first on Caraota Digital .

Alejandro Montenegro Banco Activo