Internacionales

Un juez federal vuelve a fallar contra Trump y su plan de construcción del muro, esta vez de forma permanente | Noticias Univision Inmigración

El presidente Donald Trump estaba listo para comenzar la construcción de su prometido muro con México el próximo lunes, pero el fallo de un juez federal este viernes se lo impedirá .

La decisión del juez Gilliam, en un tribunal federal de California, impide a la administración Trump usar 2,500 millones de los 6,000 millones procedentes de fondos del Departamento de Defensa que planificaba desviar para el muro, lo cual hace que se detenga la construcción en diferentes tramos de Nuevo México, California, Arizona y Texas, ampliando el fallo anterior del propio Gilliam.

El fallo legal argumenta que el gobierno no puede emplear ese dinero para otro propósito distinto al aprobado por el Congreso, aún cuando Trump lo justificó con la declaración de una emergencia nacional en la frontera a principios de año.

Se espera que la Casa Blanca apele la medida de forma inmediata, como hizo con la disposición anterior del mismo juez, el pasado mes. Desde la Cumbre del G-20, el presidente Trump lo confirma: “Lo apelaremos de inmediato”, dijo en una conferencia de prensa este sábado desde Japón, informó Bloomberg. “Es muy injusto. Estamos construyendo muchos muros. Pero tuvimos una decisión ayer, tarde, de un juez en el Noveno Circuito. No hay razón para que eso haya sucedido”.

Gilliam, un juez designado durante el mandato de Obama, tomó la decisión ante una demanda presentada por varios grupos, incluida la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y el Sierra Club, que impugnaban el desvío de los fondos militares en el ámbito de la emergencia nacional declarada por el presidente.

El gobierno de Trump ha dicho que el uso de ese dinero es legal ya que la necesidad de fondos ante una emergencia es “imprevista”. Además, los abogados de la administración intentaron apurar el proceso argumentando que si no pueden otorgar los fondos a los contratistas para finales del año fiscal, podrían perder la financiación.

En su fallo del viernes, Gilliam escribió que los abogados de la administración “no presentan nuevas pruebas o argumentos sobre por qué el tribunal debería apartarse de su decisión previa, y no lo hará”.

“Debido a que no hay nuevos argumentos de hecho o legales que persuadan al tribunal de que su análisis en la orden de interdicto preliminar fue incorrecto, la probabilidad de éxito de los grupos ha madurado hasta el éxito real”, se lee en el fallo.

Según el juez, estos grupos demandantes sufrirían un “daño irreparable” por la construcción del muro fronterizo, ya que “dañará su capacidad para recrearse y disfrutar de la tierra pública en la frontera”.

Gilliam escribió que si bien no “minimiza” el interés del gobierno en la seguridad fronteriza, “el equilibrio de las dificultades y los favores del interés público” están a favor de los grupos que se oponen al muro. Al mismo tiempo, el juez se negó a decidir si la administración de Trump violó la Ley de Política Ambiental Nacional, como se señala en uno de los casos.

“El Congreso fue claro al negar fondos para la obsesión xenófoba de Trump con un muro inútil y dañino”, dijo en una declaración Dror Ladin, un abogado de la ACLU que defendió la orden judicial en la corte. El presidente no tiene poder para gastar el dinero de los contribuyentes sin la aprobación del Congreso“.

Gloria Smith, la abogada administrativa del Sierra Club, dijo en una declaración que los grupos “aplauden la decisión de la corte de proteger nuestra Constitución, las comunidades y el medio ambiente de hoy”.

“Hemos visto el daño que el muro fronterizo en constante expansión ha infligido a las comunidades y al medio ambiente durante décadas. Los muros dividen los vecindarios, empeoran las inundaciones peligrosas, destruyen tierras y vida silvestre y desperdician recursos que, en cambio, deberían usarse en la infraestructura que estas comunidades realmente necesitan”.

Dentro de la decisión del juez Gilliam este viernes se incluye un fallo en otro caso que impide que la administración de Trump avance en la construcción del muro fronterizo en Nuevo México y California, mientras se lleva a cabo el desafío legal.

Los dos estados fronterizos solicitaron en un tribunal que el juez detuviera la construcción, alegando que dañaría el medio ambiente e infringiría los derechos de esos estados .

Este viernes el juez falló parcialmente a favor de los estados, pero determinó que no alcanzaron la barrera necesaria para que emitiera una orden judicial permanente en ese caso en particular.

Esto es lo que podría pasar en la frontera entre Estados Unidos y México si se construye el muro MÁS INFORMACIÓN