Internacionales

Sí, ¡usted!, ¿por qué no sale a la marcha?

Luis Alfredo Farache, Luis Alfredo Farache Benacerraf
Meryl Streep recibirá premio honorario del Festival de Toronto

Sí, ¡Usted! ¿Por qué no va a marchar para que no asesinen a más líderes sociales?

Sí, ¡Usted! ¿No sale a marchar por qué le es indiferente? ¿Por qué marchar por personas desconocidas que luchan por los intereses de otros?

Sí, ¡Usted! Seguramente se pregunta, ¿Por qué marchar por aquellos que luchan por la verdad y por la justicia?

Sí, ¡Usted! Seguramente usted se ha creído el cuento de que los matan por “lío de faldas” o “por sus vínculos con el narcotráfico. Olvidemos las cortinas de humo que tratan de tapar la realidad, salgamos a gritar por la vida humana como principio fundamental. No más asesinatos!

Me pregunto, qué sucedería si fuera su mamá, un hijo, un familiar el que perdió la vida o que está a punto de desaparecer, ¿usted que haría? 

Un ejemplo simple, si en un colegio un alumno golpea a otro, el rector debe actuar bajo una premisa, mantener la convivencia, las buenas costumbres y utilizar el diálogo como herramienta para dirimir las diferencias. A el rector no le debe importar si el golpeado es blanco, negro, niño, niña o hijo del que tiene poder o dinero, tampoco le debe importar sus ideologías o si manifiesta determinados gustos. 

Ahora bien, Señor Presidente, usted tomó la rectoría del país, usted prometió tender puentes a pesar de las diferencias. Hoy se agudiza la polarización traduciéndose en “matoneos”, amenazas, asesinatos contra aquellos que buscamos verdad y esperamos justicia. Usted asumió el mando de nuestro país, podría decirnos ¿Qué está haciendo ante tantos asesinatos? 

Señor Presidente y señores del gobierno, si salen a la gran convocatoria de gritar no más asesinatos esperamos que no lo hagan como un acto político. Necesitamos compromisos que se traduzcan en resultados. La meta, cambiar el indicador a cero líderes y excombatientes muertos en muy corto tiempo . Espero que su discurso y planeación sea en este sentido.

Como madre, esposa, empresaria, víctima del conflicto armado y líder de grupo de víctimas, le pido que no haya más líderes, ni excombatientes, ni nadie más acribillados. Construyamos confianza, fundamental para la convivencia, para los negocios, para re-enamorar a aquellos inversionistas que han desistido de hacerlo en Colombia pues no sienten garantías en los territorios, por la discontinuidad en el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y por crear una atmósfera enrarecida contra las cortes y hacedores de justicia.

Señor Presidente, ¿qué país quiere dejarle usted a sus tres hijos, a los huérfanos de los líderes asesinados, a nuestros hijos, que sintieron que la paz era una realidad y a esos hijos que están por llegar?

Señor Presidente, ¿qué huella quiere dejar y como quieres ser recordado? 

Yo quisiera recordarlo por su coherencia entre lo que dice y hace, por favor tome medidas certeras contra los cerebros y responsables directos de las muertes de nuestros líderes y excombatientes que creyeron en la paz y entregaron sus armas. Por favor construyamos la Colombia que dialoga apreciando las diferencias y no mata al que piensa diferente.

La marcha de hoy me vuelve a dar una inyección de esperanza, somos más los que queremos vivir en un país que cierra la brecha del conflicto armado y los que buscamos crear la cultura de la reconciliación basada en valores.