Deportes

Un día para recordar con más dolor todavía a las victimas de Bojayá

Por Jesús E. Arango Z.

Esta semana algunos medios reseñaron la posesión como nuevo senador de la República del señor Israel Alberto Zúñiga Iriarte. Ese nombre no le dice nada a casi ningún colombiano. Pero entenderán mejor el estado moral de este país cuando sepan que no usa su nombre, sino un alias: alias “Benkos Biohó”. El senador Biohó ha sido miembro de las Farc, y entra a reemplazar la curul que no quiso asumir otro alias, alias “Iván Márquez”. A este no le aplicaron la figura jurídica de la silla vacía, pues para ese movimiento político, antes guerrilla, no se aplica la legislación común del resto de partidos políticos.

Para seguir con las maravillas de nuestro incomparable país, casi nadie parece recordar que el H. senador Biohó fue declarado por la justicia ordinaria como uno de los responsables directos de uno de los más pavorosos actos criminales y terroristas de la historia no solo de Colombia, sino de América Latina: el asesinato de 119 personas de la comunidad de Bojayá, el 2 de mayo de 2002.

Sigamos los colombianos escandalizándonos porque los políticos roban. Al Congreso de la República entrará a ser parte un personaje con más de cien muertos a sus espaldas, y eso sin contar con todos los demás en su cuenta como jefe de uno de los frentes de las Farc.