Negocios

Te Deum Evangélico se centró en el aumento de violencia en las calles y en un llamado al “encuentro”

El presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, obispo Edmundo Zenteno Céspedes, fue el encargado de dar el mensaje a nombre del pueblo evangélico. En ese sentido llamó a los chilenos a dialogar entre ellos para buscar soluciones para Chile. “El país reclama soluciones. Y las soluciones no están solamente en un lado, están en todos. Tenemos que cambiar este espíritu, esta forma de sentirnos adversarios”, dijo

“Sabemos que la delincuencia está sobrepasando en este tiempo a las autoridades”, aseguró el obispo Emiliano Soto, Alto Representante de las iglesias evangélicas y protestantes, en la ceremonia que reunió a las iglesias evangélicas y a representantes del mundo público como el Presidente Gabriel Boric y sus ministros este sábado. Frente a esto la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo (PC), aseguró que se debe terminar con los distintos tipos de violencia. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Todas las violencias que están en nuestra sociedad las estamos abordando y debemos seguir haciéndolo”, aseguró Camila Vallejo, ministra de la Secretaría General de Gobierno (Segegob) al salir de la Catedral Evangélica de Puente Alto donde celebró el Te Deum Evangélico. 

Esta mañana llegó el Presidente Gabriel Boric a Puente Alto para asistir al Te Deum Evangélico -que comenzó a las 11- junto a sus ministros. Fue una ceremonia de acción de gracias y donde los obispos evangélicos se dirigieron a las autoridades destacando el alto nivel de violencia en las calles y la necesidad de encuentro.

El Presidente Boric y su pareja y cientista social, Irina Karamanos, estuvieron en primera fila. Tras ellos se sentaron los ministros. Y durante toda la ceremonia, en primera línea y sobre el escenario, estuvo la capellana luterana de La Moneda, Izani Bruch .

“Oramos para que haya armonía y tranquilidad en nuestra nación, por los conflictos y males que existen como la violencia que se ha venido presentando cada vez con mayor fuerza”, pidió el obispo Emiliano Soto, Alto Representante de las iglesias evangélicas y protestantes.

“Hay un tema de seguridad, hay temas en torno a la justicia social, a terminar con los distintos tipos de violencia, violencia económica, política, todas las violencias que están en nuestra sociedad las estamos abordando y debemos seguir haciéndolo. Y junto obviamente a los que tienen creencia en las distintas iglesias que hacen una labor también importante más allá de lo que hace el Estado, se reconoce y se valora, porque es tarea de todos y todas, y por cierto también de este Gobierno”, aseguró tras la ceremonia. 

“Señor sabemos que la delincuencia está sobrepasando en este tiempo a las autoridades. Oramos para que exista un estricto control de la droga y otros males que tienen su origen en el corazón de los hombres”, agregó el obispo Soto. 

“Oramos por el Presidente Gabriel Boric, para que tú Señor le des fortaleza en medio de cualquier circunstancia, que por difícil que sea, le des sabiduría e inteligencia necesaria, en todo sentido y especialmente para que tu coloques en él justicia necesaria para tomar las mejores decisiones en bien de todos los chilenos para que podamos vivir en paz y quietud en el país”, señaló. 

“Dale la inteligencia y sabiduría a nuestras autoridades para que tomen las mejores decisiones que les permita erradicar la violencia”, pidió el obispo Jorge Méndez.

El presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, obispo Edmundo Zenteno Céspedes, fue el encargado de dar el mensaje a nombre del pueblo evangélico. En ese sentido llamó a los chilenos a dialogar entre ellos para buscar soluciones para Chile. “El país reclama soluciones. Y las soluciones no están solamente en un lado, están en todos. Tenemos que cambiar este espíritu, esta forma de sentirnos adversarios”, dijo.

Síguenos en